viernes, 22 de julio de 2016

Polonia rendirá tributo todos los 11 de Julio a las víctimas de la Masacre de Volynia.


El Sejm de Polonia (cámara baja del Parlamento) declaró el 11 julio el Día Nacional de Conmemoración de las víctimas del "genocidio" perpetrado por los nacionalistas ucranianos en el período de 1939-1945. El proyecto de ley correspondiente, presentado por el partido gobernante Ley y Justicia (PiS), fue aprobado por 432 votos a favor con 10 abstenciones durante la sesión parlamentaria, transmitida en directo por la televisión TVN24.
Anteriormente, el Senado también apoyó por mayoría de votos la iniciativa de establecer una fecha en homenaje a los polacos asesinados por los nacionalistas ucranianos.
El documento había dado origen a un acalorado debate parlamentario y la oposición había advertido que podría acarrear graves consecuencias políticas.
La resolución aprobada responsabiliza de las matanzas a "nacionalistas ucranianos", mientras que las versiones alternativas culpaban expresamente a la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN) y al Ejército Insurgente Ucraniano (UPA), dos formaciones que el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, proclamó "luchadores por la independencia" en mayo de 2015.
Polonia sostiene que los partidarios de OUN-UPA mataron a más de 100.000 polacos en Volinia, Galitzia del Este y las regiones surorientales de la Segunda República.
Algunos historiadores estiman el número de las víctimas mortales entre 120.000 y 130.000.
La culminación de esta limpieza étnica, conocida como la masacre de Volinia, se sitúa en el 11 de julio de 1943, fecha en la que nacionalistas ucranianos atacaron simultáneamente unas 150 aldeas polacas.
El Ejército Insurgente Ucraniano (UPA) se formó en 1942 como brazo armado de la Organización de Nacionalistas Ucranianos (OUN). Durante la Segunda Guerra Mundial, el UPA actuó básicamente en el oeste de Ucrania, combatió contra las tropas soviéticas y colaboró con los nazis.
Tras concluir la guerra, prosiguió sus acciones terroristas contra el Gobierno soviético, asesinando a intelectuales, dirigentes y activistas del Partido Comunista.
La organización está proscrita en Rusia que critica a las autoridades actuales de Ucrania por enaltecimiento del UPA y de sus líderes, Stepán Bandera y Román Shujévich.

2 comentarios: